viernes, 7 de marzo de 2008

W.A.S.P. - The Last Command


W.A.S.P. (We Are Sexual Perverts) son todo lo que le puedes pedir a un combo de su clase y estilo: que sean contundentes, que no hagan concesiones, que no "evolucionen" y que arrasen en un escenario. Todo esto lo cumplen a rajatabla, pero hay algo que marca la diferencia: huelen a libertad y rebeldía más que ningún otro compañero del ramo.

Sus letras estan plagadas de referencias a estas cuestiones y la propia música transmite un ansia de salirse del redil tal que podría tocarse con las manos. "Wild Child" es el vivo ejemplo de lo que digo. Si esta canción no te pone las pilas, es que estas muerto, amigo.

El carismático e inteligentísimo Blackie Lawless consiguió hacer de W.A.S.P. una perfecta máquina aniquiladora sin dejar de ofrecer destellos de clase al versionear grupos como The Who, Stones o Humble Pie. Hasta le he visto con una camiseta de The Kinks!!!! Incluso se acaba obviando la ceporrez de los solos de Chris Holmes a lo cocaine-styled guitar ante tamaña demostración de poder. De hecho W.A.S.P. no serian lo mismo sin él.

2 comentarios:

Jhonny dijo...

De puta madre, tío... I'm a wild child.. come and love me!!!

Haber si pones algo de Tyketto, otra gran banda que se comieron los '90s...

un saludo!

Scott Saint-James dijo...

Ahí, ahí!!
"I want you - uuuu - u!!"
Aupa jhonny, bienvenido, da gusto encontrarse con fans de WASP.

Del grupo que dices, me dejas flipado porque la verdad es que no los conocía, y eso que he estado metido hasta las cejas en el mundillo desde los 13 añicos.

En fin, a ver si doy con algo de ellos.