lunes, 27 de diciembre de 2010

WAREHOUSE OF ROCK 2010 AWARDS


Ya están aquí! Los Tradicionales Warehouse Of Rock Awards, en su 35ª Edición, llegan puntualmente a su cita anual de final de Año. En esta ocasión, la entrega de premios se celebrará en el Salón Federico II del Palacio Real de la capital sueca, donde a continuación todos nos daremos a la fiesta desenfrenada en el marco de la también tradicional "UNDERWATER CHASE AND FULL MOON PARTY"  Enhorabuena a todos los premiados!

* Premio "Pleasant Dreams" a la Calidad y Excelencia Cósmico-Chispeantes:
* Premio "Drop Out" al mejor Blog Debutante y Vibración Kahuna:
* Premio "The Blues And The Abstract Truth" al Criterio Elevado:
* Premio "Shout at the Devil" a la Mejor Cocaina Virtual Glitter Sleazy on your face:
* Premio "Heartbreak Station" a la Aldea Irreductible rodeada de Romanos:
* Premio "The Last Command" al Feliz Descubrimiento:
* Premio "Regatta de Blanc" a la Frescura Femenina:
* Premio "Live And Dangerous" a la Pasión Eléctrica y la Redención Homérica:
* Premio "Raw Power" al Ritmo Cardiaco Acelerado Europeo y Toda una Institución:
* Premio "Green River" al Trabajo Indómito Sin Descanso y Arqueólogo Musical del Año (Ex Aequo):
* Premio "Fragments of a Rainy Season" al Artistazo Vivo y Coleante:
* Premio "Even in the Quietest Moments" al Cálido Hogar y Refugio del Alma:
* Premio "King of the Delta Blues" al Permanente Sentido Comun y Adorable Compadre:
* Premio "Hihgway 61 Revisited" al Contenido Cualificado y Cualificante:
* Premio "Led Zeppelin IV" a la Vison Rock Gran Angular:
* Premio "Dejà Vú" al Mejor Blog Monográfico Sin Dudarlo y al Conocimiento Enciclopédico:
* Premio "Gasoline Alley" al Dia que se Alegra y se Desparrama:
* Premio "Electric Ladyland" a la Princesa de los Cuentos de Grimm y ella con Esos Pelos:
* Premio "Sgt Peppers Lonely Hearts Club Band" al Rescate y Salvamento:
* Premio "Marquee Moon" a la Atalaya de la Armonia y de la Invención:
*Premio "Lyseric Emanations" a la Herencia y los Colmillos
* Premio "Grace" a la Jungla del Sentimiento Efímero:
* Premio "Appetite for Destruction" al Aullido Exhultante y al Barroquismo Inmisericorde:
* Premio "Super Session" al Remanso con Mayúsculas:
* Premio "Powerage" al  Isleño del Año y la Vitamina Canaria:
* Premio "Meat Is Murder" al Encantamiento
* Premio "Harvest Moon" a la Resurrección Apócrifa y Agnóstica:
* Premio "Emergency Third Rail Power Trip" a la Actividad Cromática Relajada:
Premio "Forever Changes" A la Mejor y Más Elegante LLegada al Polo Norte sin Oxigeno:
Premio " Speak No Evil" al Humo, el Café y la Lluvia Rítmica más Genuinos:
Premio "Dark Side Of The Moon" a una Cosecha Deslumbrante 2011:
Premio "Ace Of Spades" a la Supervivencia y Prevalencia ante los Elementos:
Premio "Sticky Fingers" a la Utilidad Metafórica y Hermandad del Rock´n´Roll:

viernes, 24 de diciembre de 2010

A Christmas tale for you all, guys...

Mis queridos amigos y amigas, es Navidad. La Tierra se toma su merecido descanso y duerme durante todo el Invierno, mientras sus depredadores celebramos desde tiempo inmemorial el inicio de la fria estación. Os dejo este emocionante Cuento de Navidad de William S. Burroughs, narrado por él mismo. Ojalá todas las personas de buen corazón tuvieran siempre su merecido premio, como Danny the Car Wiper. Un beso a todo el mundo!!



THE JUNKY´S CHRISTMAS

miércoles, 1 de diciembre de 2010

The Cynics - Rock´n´ Roll

¿Sabéis por qué me gusta tanto el rock de garage? pues por varias razones resumidas en una sola: cuando todo falla, es el último refugio, es el rock´n´roll mismo reducido a su máxima expresión (nótese el intencionado contraste de términos). Ni exhibiciones técnicas, ni un solo atisbo de desarrollo instrumental intelectual, ni poesía en las letras, solo un flujo de energia épica e inmediata y emoción desbordada, un rock´n´roll de Chuck Berry amplificado, apaleado y forzado a aparearse con los hallazgos más vitalistas de las bandas británicas de la primera mitad de los 60´s. Lo que suena es solo lo necesario, guitarras eléctricas y un ritmo contagioso, básico, cuasi cavernícola, y al mismo tiempo los suficientemente sensual y sexual para sacar fuera de la ecuación todo lo que huela a simplismo infantiloide. La llamada de la jungla, baby, la llamada que despierta los instintos más básicos y proporciona la satisfacción más inmediata.

Más o menos, el género se ha mantenido inalterable desde sus inicios hasta nuestros días y es el orgulloso origen de tremendas bestias como MC5, Stooges o más recientemente The Hellacopters. De todas maneras no es nada fácil hacer algo grande de unas premisas tan "limitadas", y ahí está el truco o gracia. Cuando sale bien, es glorioso, y en este punto llegamos a los protagonistas de la entrada, los Cynics de Pittsburgh y su obra maestra del género, subcategoria revivalista, "Rock´n´roll". Que album tan grandioso amigos, que clase tan suprema para destilar ese veneno atómico electrizante que hace recuperar la fe en la música del diablo.

Siempre lo digo, toda banda de garage respetable ha de contar con un gran cantante en sus filas, y los Cynics tienen a Michael Kastelic, compenetrado al máximo con sus compinches en la tarea de erupcionar bolas de fuego y destellos psycóticos en technicolor. "Rock´n´roll" mantiene la energia desde el principio hasta el final, y comienza como dios manda, con un trallazo de melodia memorable del calibre de "Baby what´s wrong?". La sucesión de temas es brillante y equilibrada, con un medio tiempo arrebatador ("Tears are comming") que se deja caer en el momento justo, piezas para apretar el acelerador a fondo diseminadas por todos los surcos ("You got the love"), o el infaltable temazo con riff de organo de escuela (en este caso esa bestialidad llamada "Way its gonna be") . Imprescindible.
185
                                                                                *
                                                                                 *

sábado, 27 de noviembre de 2010

Matthew Sweet - Girlfriend

El bendito Power-Pop asoma su careto de nuevo por aquí, y con menuda pieza además. Servidor es extremadamente selectivo, porque suele ser un terreno peligroso donde a menudo se intenta dar gato por liebre y en el cual los indocumentados y advenedizos abundan (tanto en las filas del público como en la de los músicos), pero lo cierto es que algunos de los mejores albumes de la historia del Rock los han parido bandas como la de Matthew Sweet. Cuando está bien cocinado, cuando "power" quiere decir intensidad y fuerza motriz y "pop" es equivalente a melodias perfectas e infinitas y coros celestiales (y añado cuando la guitarra es la reina de la función), señores, entonces hay que rendirse sin remisión. Soy capaz de retirar la palabra a toda persona que hable mal de los Big Star en mi presencia, del mismo modo que cualquier desconocido pasará a ser mi amigo automáticamente si tiene buenas palabras hacia "Girlfriend".

He escuchado la obra anterior a este disco, y como al 95% de personal me parece bastante por debajo en cuanto a calidad, canciones, ambición y personalidad. Discos normalitos, canciones de factura discreta, algún atisbo de calidad... y de pronto, desde la oscuridad, emerge "Girlfriend" y sus destellos haciendo el mundo mejor y más bonito desde el lejano año 1991 en el que fue editado. Algunos músicos necesitan ese tiempo para econtrar lo que están buscando, y solo tienen a su propia fe para combatir el desaliento y las circunstancias adversas, porque esta música es una cuestión de fe, amigos, de creer y bendecirse con ella. Tembién es muy importante dar con músicos que capten la idea de modo que una química positiva y unas buenas vibraciones puedan darle ese algo más a las canciones. Y él lo hizo.

Mirando la nómina de guitarristas, aparte de lógicamente al propio Sweet, nos encontramos a Richard Lloyd, Robert Quine y algún detalle de Lloyd Cole. Para quedarse con la boca abierta, claro, si bien no son guitar heros al uso, en lo suyo son de los mejores: músicos absolutamente brillantes, fundidos con sus instrumentos, con un toque cálido y especial, y que en vivo (no se si habéis tenido oportunidad de ver a alguno de ellos) se crecen, se agigantan diría yo, entregando un sonidazo prodigioso capaz de convertir a mas fieles por minuto que el jodido Juan el Bautista. El disco suena inevitablemente con reminiscencias de los amos del invento, Big Star, y para que quede bien claro ahí tenemos la canción con la que se abre el disco, "Sunshine", con un pie en el "Revolver" de los Beatles y el otro en cualquiera de las gemas que dejaron Chilton y Bell en su disco de debut. Inútil resaltar una canción por encima de otra, porque todas son la puta hostia y aquí no sobra ni el más mísero acople. Para guardar junto a los tres de BS y lo mejor de los Posies y Teenage Funclub, Badfinger, Cheap Trick o Paul Collins Beat. Desde la foto de la carpeta interior del vinilo, Matthew apunta a la cámara con un dedo y dice "No tengas miedo de escucharlo a todo volumen!".. Hazle caso!
184


sábado, 13 de noviembre de 2010

Screaming Trees - Sweet Oblivion

Seattle, Sub Pop, Nirvana, camisas de leñador, Alice in Chains, Pearl Jam, todos conocemos la canción sobradamente. A algunos es lo que nos tocó generacionalmente, no vivimos el punk, no vivimos Woodstock ni vivimos el rock 70´s, vivimos el "grunge" y su relevo y antítesis, el "brit-pop". Durante aquellos años, lógicamente sucedieron otras cosas (por ejemplo Jeff Buckley), pero es evidente que hubo un movimiento nuevo y potente, no revivalista, quizás el último movimiento rockero que ha movido masas para bien o para mal. En el lado positivo, podríamos anotar que hubo una cierta explosión de creatividad contagiosa, y en el negativo que dejó poco espacio para otro tipo de bandas. Tuvo sus reyes y reinas, y también sus perdedores. Screaming Trees perdieron profundamente, sin misericordia, obligados a separarse por falta de ventas tras más de una década batiéndose el cobre.

Escuchen esta banda con la persepectiva del tiempo. Cierto, parece increíble que toda esta potencia emocional no disfrutara de más presencia en el mundo, ni mereciera más atención de los medios, pero no podemos reescribir la historia amigos. De todas maneras, ahí están sus discos. Solo un necio podría pasar por alto una de las voces más personales y magnéticas del rock´n´roll, Mark Lanegan. Qué voz! Sus registros, impecables: susurros cavernosos estremecedores, una intensidad media pulsante y clara y una potencia proyectada con color y desgarro. De fondo un par de hermanos tamaño king size, Gary Lee y Van Conner a la guitarra y bajo respectivamente, insobornables e irreductibles, unos músicos increíblemente dinámicos e imaginativos que se movian como pez en el agua en terrenos garageros y derivados, y que tonalmente hablando hicieron una sociedad perfecta con el timbre de Lanegan. Y este par además sabia hacer buenos coros!!!

"Sweet oblivion" vio la luz en 1992 y pareció haber captado la atención de todo el mundo, pareció que los Trees iban a disfrutar de cierta posición el tiempo que durase su carrera pero canciones tan tremendas como "Nearly lost you", "Shadow of the season" (grunge de libro!) y tan rematadamente bonitas como "For celebrations past", Winter song" o "No one knows" (esta última con un agradecido aroma "Quadrophenia"), no fueron suficiente. Al final, lo único cierto es que fueron una banda memorable, una banda para escuchar a buen volumen y perderse en un profundo bosque literario y sónico a salvo de la cotidaniedad de los días, que es para lo que debe servir el rock´n´roll entre otras cosas.
182


*

domingo, 31 de octubre de 2010

sábado, 30 de octubre de 2010

Iron Butterfly - In-A-Gadda-Da-Vida


Este disco se tendría que haber llamado "In the Garden of Eden", pero cuando el batería preguntó a Doug Ingle como se iba a llamar la pieza que acababan de registrar, el tipo estaba en pleno éxtasis lisérgico y solo alcanzó a balbucer unas palabras que alguién de la sala se limitó a anotar en un papel tal cual las oyó. Le debió de parecer un título de lo más normal, porque el colega no le preguntó a nadie. La pieza que da título a este album, la celebérrima oda ácida de 17 minutos que hizo famosos a los Butterfly, es una pieza arquetípica del proto heavy-metal que se cocinó durante aquellos días. Puede que para nuestros oidos ya esté un poco trillada, pero lo cierto es que el riff es jodidamente brillante y poderoso, 12 notas que exhiben con orgullo un lenguaje completamente nuevo que acabaría por cambiarlo todo.

Pero aquí hay más, amigos, mucho más. De hecho hay toda una cara A con piezas del calibre de "My mirage" o la incial "Most anything you want", donde todas las virtudes de la mejor formación de la historia de la banda se destapan una tras otra, en medio de una orgía de creatividad pura sin ataduras ni rigideces estructurales. Mención especial para el talento de Erik Brann, un guitarrista acojonante que grabó este disco con tan sólo 17 años y que no supo materializar una carrera profesional posterior más allá de algunas reuniones setenteras de la banda, privando al mundo de un ingenio natural casi excesivo. Parece que hay unas demos que grabó en solitario para MCA Records que son la hostia, pero servidor no a tenido el placer de escucharlas. Bueno, de hecho todos los músicos que tocan en este album son fantásticos, aunque no duraron juntos mucho más tiempo.

El destino descargó un auténtico mazazo sobre el futuro del grupo el dia que el helicóptero que les tenía que transportar al mítico Woodstock para ofrecer una de las actuaciones principales no apareció, dejándoles tirados en un aeropuerto colapsado, irritados, discutiendo entre ellos e incluso llegando a las manos. Debió de ser un momento jodido, está claro. El grupo se deshizo tras la edición del siguiente album, "Ball", curiosa y probablemente su trabajo más fino y cósmico. Las nuevas adquisiciones de Ingle no consiguieron aportar lo necesario para que aquello funcionase realmente, aunque conseguirian grabar algunos notables temas sueltos como "Butterfly blue" o "Stone beliver".
181

 

martes, 12 de octubre de 2010

150.000 visitas y pico!

Bueno, os confieso que jamás imaginé que este blog llegara a tal número de visitas, sobre todo por mi artrítico ritmo de publicación (en contraposición a titanes del bloggworld como TSI, Günner o Nortwinds). En realidad 150.000 visitas son tan importantes como 20.000, 40.700, 300 o 17, solo quería agradecer a todos los que leéis el blog y/o comentáis en él el tiempo que dedicáis a Warehouse of Rock. Me gustaría pasar más por vuestras casas, pero a veces me falta tiempo material para hacerlo.
...
A partir de ahora, habrá un pequeño cambio: después de pensarlo durante un tiempo, he decido no publicar links para los discos, si alguien está interesado puede pedirlo no obstante en los comentarios, y veré lo que se puede hacer (sorry for the upset India, no more orange clicking! he he he). Pues nada más, amigos, buenas noches y gracias de nuevo! Besos y abrazos, y alcohol y rock´n´roll.
Cheers!!
*
*

sábado, 9 de octubre de 2010

Joanna Newsom - The Milk-Eyed Mender

Bueno, supongo que la Newsom no le gustará a todo el mundo. Al fin y al cabo, ni siquiera "Exile on Main St." o "Fun house" lo han conseguido, e incluso hay capullos que consideran "Los 7 samurais" o "Das boot"  o "Master and Commander" películas aburridas, pero lo cierto es que mi querida Joanna es única y especial. La pongo en el blog principalmente porque su música me gusta, pero también por ser una artista a su bola en sentido estricto, absorta en su mundo de notas y colores cuando interpreta música, una música transgresora por si misma sin necesidad de patéticos personajes donde apoyarse como el triste caso de Lady Gaga, autora de "canciones" absolutemente irrelevantes y de consumo, pura y demencial basura sónica al servicio de un frikismo antinatural, calculado y mercantilista que hace las delicias de snobs, despistados, quinceañeros/as impresionables, Alaskas de turno y demás fauna pasto de las tendencias. Yo siempre preferiré "the real thing".
.
¿Se puede hacer música psicodélica con solo voz y arpa? Juzguen ustedes mismos. Yo creo que si, que en efecto este psycho-folk nunca visto hasta ahora traído por esta especie de bardo femenino es muy capaz de llevarte un poco más allá a través de un canto lisérgico y de un instrumento antiquísimo como el arpa, al servicio de varias civilizaciones europeas antes de pasar a su versión de concierto, un ingenio musical de tintes mágicos que solo podía ser tañido por los druidas-bardos más puros cuando los celtas pisaban estas y otras tierras. Y luego tenemos el tema de las letras y de la peculiar entonación de Joanna Newsom, todo un aparente contraste entre la madurez de las primeras y la ingenuidad de la segunda, aunque en realidad esta entonación le debe bastante ni más ni menos que a la música tradicional de los indios navajos!
.
Este disco fue el primero grabado en solitario tras pasar por el combo de Will Oldham. Es más primitivo  y menos pulido que su segundo disco, el tremendo y magistral "Ys", arreglado por Van Dyke Parks y donde pasó de estas pequeñas canciones oníricas a temas de hasta 12 o 16 minutos acompañada por otros músicos de una manera elegantemente discreta. Su forma de cantar también se hizo más suave y menos áspera, porque la verdad es que la primera vez que se oye este disco digamos que choca un poco, pero bueno, es lo que hay. Este año tenemos nuevo y triple disco, que ya viene de camino a casita, y que según lo que he escuchado... puede ser su obra maestra!
180

domingo, 3 de octubre de 2010

The Jam - In the City

Uno de mis discos favoritos, una de mis bandas favoritas, quizás no es mejor que "All mod cons" pero el primer contacto con la música de Paul Weller no se olvida nunca.  Surgidos en plena vorágine punk sus letras inteligentes, su imagen impecable y su forma realmente espectacular de tocar les distanciaron de toda aquella pléyade de amargados inútiles en apenas lo que dura este disco. Desde luego en sus inicios compartían atributos con los punks, claro, tenían toda la urgencia del mundo, su sonido era inmediato y su actitud en el escenario visceral y juvenil, pero a diferencia de ellos en su background se encontraban tipos como Otis Redding, Curtis Mayfield, las Ronettes o Wilson Pickett y su alma de mods les impedía vestir de forma tan desastrada. Pero ojo, no eran hermanitas de la caridad, a Paul Weller le faltó tiempo para ir a buscar a Johnny Rotten y romperle una botella en el cuello cuando los Pistols le robaron el riff de "In the city" para su "Holydays in the sun". De hecho Juanito el Podrido lució durante algún tiempo una cadena con candados para disimular el estropicio!
.
Paul Weller siempre supo que tras Small Faces, The Kinks y los Who estaba la verdad y nunca comulgó con el oscuro slogan "no future", de modo que se convirtió en un mod de pro, y a base de guitarrazos y de un auténtico filón de canciones brutalmente buenas hizo resurgir el movimiento y dotarlo de una espléndida segunda juventud. Con un album brillante tras otro y el lenguaje de la banda en continua expansión, recorrieron el camino que va desde el puñetazo en la cara de "Art School" al terciopelo soul de "A town called malice" con dignidad, honestidad y compromiso working class, y además lo dejaron en lo más alto, cuando eran los jefes y Weller consideró que ya no podían ir más allá juntos. El cadáver de The Jam huele bien, suena bien, es bonito y está bien vivo.
.
Tras los Jam, Paul montó The Style Council, para mi gusto bastante menos brillantes aunque con el tiempo uno sepa apreciar algunas de las canciones que dejaron, como "A solid bond in your heart" o "Walls tumbling down", claro que cualquier posible pecado está perdonado más que de sobras con lo que vino después, probablemente una de las carreras en solitario más deslumbrantes de la historia de la música rock, con sobresalientes picos como los albumes "Wild wood" o el más reciente "22 dreams" (... "empty ring es tan increíble!!). Este disco, "In the city", es fantástico. Se abre como un huracán y se cierra a la manera de los Who, con un "Bricks and mortar" dominado por un estribillo inglés marca de la casa. En medio, canciones realmente bellas e inspiradas como "Away from the numbers", desplantes chulescos en "I´ve changed my address", demenciales lecturas de clásicos como "Slow down" o "Batman theme", himnos generacionales e imponentes de la talla de "In the city", bonitos medios tiempos evocadores de lo mejor de los Kinks o Small Faces en "Sounds from the street" y hasta invitaciones al baile como "Non-stop dancing". Solo puedo decir que los amo.



miércoles, 22 de septiembre de 2010

La Portada de "Black Sabbath"

Ya que me voy a cargar un blog completamente desatendido por mi parte para comenzar otro radicalmente diferente mientras continuo con Warehouse Of Rock, he decidido importar una de las dos únicas entradas publicadas en la friolera de dos años para que no se pierda.

El primer disco de Black Sabbath, llamado igual que la banda, fue lanzado el viernes 13 del mes de febrero del año 1970. Ozzy y los chicos habían tomado el nombre del grupo del título de una película protagonizada por Boris Karloff y dirigida por Mario Bava en la década anterior. Supongo que pocas cosas tan impactantes se podían experimentar en la época como poner este vinilo en el giradiscos mientras, con la portada entre las manos, los ojos se centraban en la misteriosa figura desdibujada de la mujer. Antes de las primeras terribles notas de Iommi, lo primero que oímos es el sonido de la tormenta y unas campanas doblando a difuntos, que multiplican el efecto sobrecogedor de la imagen de la dama que sostiene un gato negro delante del caserón. Parece que nos hubiera estado esperando allí desde siempre, pacientemente, sin perder su eterna mueca fantasmal, dispuesta a conducirnos a lo profundo del bosque...
La escena de efecto irreal de la portada, su sutil mezcla de elementos que hacen que la imaginación se dispare hacia oscuros recovecos del cerebro, alimentó varias leyendas que básicamente atañen a sus dos figuras centrales, la señora de negro y el caserón que se yergue a sus espaldas. Este último no es (lo siento) ninguna casa misteriosa y embrujada, donde se cometieron horribles crímenes en la antiguedad, ni un lugar imposible de localizar... es el molino de Mapledurham, Berkshire, Inglaterra, de hecho el único molino en activo de todo el Támesis. Se llega facilmente desde Reading en dirección Pangbourne, primer desvío a la derecha siguiendo las indicaciones sobre Mapledurham House, puesto que se halla en esta propiedad. Se puede comprar hasta harina de la que muelen allí, y la visita guiada cuesta alrededor de 8 libras, algo caro me parece pero bueno, ya que uno se ha tomado la molestia de ir pues nada, no deja de ser interesante. Se aparca sin problemas a escasos metros, junto a la orilla del río. Obligado acudir si andáis cerca, recomiendo el hotel The Elephant en Pangbourne, al lado del Támesis, en el caso de que decidáis pasar algunos días por la zona. También se puede ver el molino en una escena de la película "The eagle has landed", ambientada en la II Guerra Mundial, durante la cual un paracaidista alemán salva la vida de una joven lugareña y en la serie "Midsomer murders", donde aparece en la presentación.
Sobre la figura de la mujer, en cambio, si que persiste el misterio todavía. Evidentemente no es una bruja, ni tampoco es cierto que no estuviera allí cuando se hizo la foto, apareciendo posteriormente en el revelado. No existe una versión oficial y contrastada sobre la identidad de esta chica, ni siquiera los propios Sabbath tienen alguna pista, según Bill Ward: “No recuerdo a ninguna mujer, vivíamos drogados las 24 horas del día. . .” De puta madre, Bill.

Lo único que se sabe es que la foto es de Marcus Keef, artista que había contratado la compañía de discos y que haría también las dos siguientes portadas. A veces se ha comentado que la mujer es una chica de la zona que estaba allí cuando el fotógrafo disparó, y simplemente quedó bien después de tratar la fotografía, pero parece más razonable la versión de Pete Sarfas, periodista y jefe de la Black Sabbath Appreciation Society, el cual me indicaba en un email que respondió amablemente que es una actriz que se contrató para la ocasión, cuyo posible nombre era Louise. Según el mismo tipo, la modelo conoció a los chicos meses después, aunque ninguno recuerda nada. El caso es que nadie sabe concretamente la identidad de la misteriosa dama, y hasta el momento ni ella misma ha hecho nada al respecto... lo que explicaría que como algunos sostienen murió accidentalmente el mismo año 1970. Cuanto menos curioso. Quizás la única persona que pudiera saber algo concreto sea el propio fotógrafo y diseñador de la portada, pero hace un tiempo incluso intenté localizarlo y no encontré nada, algo que me llevara a una web, teléfono, dirección, nada, ni rastro... es más, abundan los intentos de búsqueda infructuosa. Tengo un amigo que dice que el propio Markus Keef está tras su desaparición y por eso ha desaparecido del mapa!!!
.
Hay casos documentados de ataques de pánico en adolescentes de la época que no conseguían quitarse de encima la imagen de la portada, pasando noches enteras en vela, en estado de completa ansiedad, incluso algunos mindundis impresionables huyeron espantadas durante los conciertos de la banda por aquel entonces al encontrarse en vivo la música que enlataba la famosa foto. Por propia experiencia, todavía puede provocar más de un escalofrío... La conjunción entre elementos reales y los que despierta el cerebro han convertido esta portada en algo mítico y arcano, realmente especial, sin duda una de las mejores de la historia del rock.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Jimi Hendrix - Electric Ladyland

Podríamos reducir la historia de la guitarra eléctrica tranquilamente a la obra de tres tipos. Tres originadores que produjeron unas determinadas estructuras, sonidos, técnicas, trucos de escenario, etc que cambiarían notablemente la historia del instrumento y en consecuencia la del rock´n´roll mismo. Chuck Berry, Jimi Hendrix y Van Halen son sus nombres. No quiero decir que no haya otros guitarristas fundamentales de alguna manera, o que incluso nos gusten más que ellos, pero todos fueron originados en el ojo del huracán de esta Santísima Trinidad dependiendo del momento que les tocó vivir. Jimi es el que faltaba por aparecer en Warehouse Of Rock y lo hace hoy, 18 de Septiembre, justo 40 años después de su muerte, aproximadamente un mes antes que la protagonista de la anterior entrada, Janis Joplin.

Hendrix fue un negro que tuvo los oídos y los ojos bien abiertos hacia la música y la cultura blanca (especialmente Dylan y sus letras) al mismo tiempo que ejerció de afroamericano militante curtiéndose con algunos de los más grandes durante toda su juventud. El blues, el soul, o cualquier otra manifestación musical de su comunidad no tenía, sencillamente, ningún secreto para él cuando decidió coger las riendas de su destino y plantarse en Londres. Llegó y arrasó con toda la escena, la esponja Hendrix se había empapado hasta de las más mínimas referencias folkies y el resultado fue espectacular. Podemos resumirlo todo como blues alucinado, un grito primario originado en el albor de la humanidad al que Jimi Hendrix sometió a tremendas escaladas y vibraciones, a unas violentas espirales de inspiración, libertad y locura, un viejo blues leido con un nuevo lenguaje visionario, observado a través de una mente que las drogas y el uso del intelecto habían expandido hasta otros límites. Verdaderamente peligroso, eso de que la gente vea de pronto otra realidad ante sus ojos, y abandone el rebaño, la jornada de 08:00 a 18:00 y las actitudes conservadoras. (Según el compañero Günner, para la CIA era peligroso en exceso)

Toda la experiencia, ambición, creatividad y ansia de perfección de Jimi confluyeron en "Electric Ladyland", y en esta ocasión había además el suficiente dinero para poder comprar tiempo en el estudio. La razón de que haya tanto material del guitarrista en circulación se debe a la cantidad de horas de grabación que desechaba hasta que no estaba contento y satisfecho con su música, este tio no era bueno por casualidad. No paraba de tocar, no paraba de componer, de grabar, desyunaba con la stratocaster colgada del cuerpo, y volvía a hacerlo todo de nuevo día tras día. En este disco, traspone a música todo lo que pasa en el interior de su cerebro, literalmente. Hay de todo, unas canciones impregnadas tanto de detalles como ese susurro de wah wah que precede al riff principal de "Voodoo Chile" como de músculo, pequeñas anotaciones de blues o los más variados experimentos, epopeya e intimidad, sencillez o intrincadas estructuras, y TODO funciona. La obra de un genio.
188



domingo, 12 de septiembre de 2010

Janis Joplin - "Pearl"

Janis Joplin, amigos. Nadie cantaba como ella, y presumiblemente nadie volverá a hacerlo. También será muy difícil que otra cantante encuentre una mala suerte como la suya, y es que su prematura desaparición a los 27 años no puede ser más terrible y su carrera lamentablemente breve. En 1966 viaja a San Francisco para unirse a una banda de renombre en la ciudad, Big Brother and the Holding Company. En menos que canta un gallo, había echo suyo y transformado el "sonido San Francisco" con su estilo de blues elevado a fuerza de rock´n´roll y coloreado con su soul único. El impacto local de la banda, amplificado por los focos concentrados por aquella época en la ciudad, les otorgan un pasaporte para el festival de Monterey donde bueno, simplemente seducen a todo bicho viviente. A la fama mundial instantánea y los discos de oro le sucede un momento de reflexión acerca del estrellato y planta a los Big Brother.

El siguiente movimiento fue contratar una banda y embarcarse en una gira europea. Poco se comenta del disco que grabó con estos muchachos, "I got dem ol´kozmic blues again, mama!", y sin embargo es una jodida maravilla, aunque finalmente la relación con ellos se deterioraba cada día, y algunos de sus shows fueron lamentables a causa del alcohol y las drogas. En un momento de lucidez, acaba con la banda y se larga de viaje, un viaje que la transforma y la aparta de los excesos. A la vuelta, con la ayuda de Albert Grossman monta la que fue sin duda su mejor banda y cumple su sueño de grabar un disco con Paul Rothchild a los controles. La banda se llamará "Full Tilt Boogie" y después de consultarlo con los chicos ella se queda el sobrenombre "Pearl", con la idea de grabar el siguiente disco como Pearl and the Full Tilt Boogie.

Antes de grabar, hizo algunos conciertos con la banda y parece que nunca la vieron tan feliz como entonces. Después, Janis dió lo mejor de si misma en el estudio, cantó como nunca, adquirió técnica vocal instruida por Rothschild al detectar que estaba quemando su voz y el resultado fue espectacular. Un tema propio brutal abre el disco, "Move over", emoción desbordada a continuación en "Cry baby", los pelos de punta con su versión de "Me and Bobby McGee", etc, etc, etc. Y con el disco casi terminado, la encuentran muerta en la habitación de un motel. Pura mala suerte, decidió colocarse un poco, excepcionalmente, y algo, algún detalle, lo que sea, fue sencillamente mal. Sobredosis accidental y adiós a una cantante gigantesca, en un instante se esfumó una mujer que había encontrado finalmente su camino, con una banda a sus pies que la respetaba y la seguía. Ahora ya sabéis por qué este disco se llama "Pearl".
187

domingo, 5 de septiembre de 2010

Dave Kusworth And The Tenderhooks - Like Wonderland Avenue In A Cold Climate


Hoy hablamos de otra de las bandas que lideró Dave Kusworth, de modo que media entrada está hecha ya que la anterior estuvo dedicada a los Bounty Hunters y entre comentarios y el propio texto le dimos un repaso más que suficiente al significado de un rockero como el señor K. Bueno, la verdad es que cada proyecto que ha emprendido tiene unas connotaciones diferentes y siempre te puedes tirar un buen rato hincando el diente en los entresijos de sus difrentes discos.

Los Tenderhooks tienen probablemente una cara más "ambiciosa" que los Hunters, y la maestría de Kusworth se concentra en la composición y elaboración de las canciones de una manera totalmente sorprendente, porque me parece increíble que canciones como "It comes and it goes" o "How come I always dream about you" no estén en un jodido altar y sus autores elevados a categorias superiores de respeto, admiración y éxito al menos entre el rockerío más o menos militante y minimamente ilustrado. Las letras son admirablemente sencillas y honestas, las melodías perfectas, los estribillos enormes, los arreglos cocinados al dente, la mezcla de guitarras acústicas con eléctricas una jodida maravilla como siempre. Dave Kusworth jamás ha traicionado al rock y ha mantenido la actitud en todo momento, ¿qué más necesita hacer para ocupar el lugar que merece? ¿Quizás tendrá que palmarla para ser adorado como mito maldito?.

Predominan los medios tiempos, tal como el bucólico título hace presagiar, un título que invita a refugiarse en el calor de las canciones, a abstraerse del frío exterior y los problemas y reencontrarse con todo un universo de emociones. La inicial "It comes and it goes" ya avisa de todo el potencial que encierra esta banda, probablemente la canción que llevan años buscando los Rolling Stones, una de las principales influencias que discurren por esta Avenida del País de las Maravillas, junto a dosis justas de Gram Parsons, Big Star, Ian Hunter, o el viejo Neil. Qué grandeza en "The right track" o "How come I always dream about you", qué frescura la de "Another blonde" con esas guitarras calientes evocadoras de los mejores momentos de Richards/Taylor... o ese temazo al estilo del mejor Ronnie Wood titulado "All I´ve got left", o el pelotazo vitamínico y fiestero de "A real girl" (majestuosas guitarras y Hammond). Joder, ¿y "Are you the girl"? ¿Os acordáis de aquellas pequeñas perlas que solía hacer Brian Jones con los Stones, como "Play with fire"? Pues aquí tenéis el espíritu del jodido rubio loco. Junto a "Robespierre´s Velvet Basement" que grabó con su compinche Nikki Sudden, lo mejor que ha grabado hasta ahora Dave. Un absoluto 10 in your face.
186

domingo, 29 de agosto de 2010

The Bounty Hunters - Threads: A Tear Stained Scar


Escuchar cualquier cosa en la que ande metido Dave Kusworth me produce un placer absoluto. Si además está especialmente inspirado, entonces me aproximo al delirio. El exquisito guitarrista y cantante inglés tiene una encantadora manera de embaucar al personal exhibiendo su hedonismo y malditismo auténticos, su rock´n´roll nocturno sin concesiones al abrigo de alguna botella de licor y alguna chica, sus increíbles y preciosas baladas que dejan en un pozo de mierda a sobreproducidos y patéticos intentos de conmover como "November rain". Si, todo esto tendría que bastar para que este tipo disfrutara del status de los grandes, pero el caso es que el amigo Kusworth vive otra realidad: disfruta de credibilidad y seguidores irredentos pero nunca pondrá los pies en el Rock and Roll Hall of Fame.

The Bounty Hunters fue la banda que emprendió nuestro querido Dave tras su primera sociedad con Nikki Sudden en los Jacobites (imprescindibles, si me queréis hacer caso), pero antes ya había subido a los escenarios con TV Eye, Ragdolls y la primera formación de los Dogs D´Amour, con Tyla a la guitarra y Ned Christie aka Robert Stoddard a la voz (un tipo tristemente perdido para la causa: escuchad "Teenage"). Por si fuera poco, en el haber de este músico hay que colocar al menos otra obra maestra a cargo de otra de sus bandas, los Tenderhooks y su "Like Wonderland Avenue in a cold climate", puede que su mejor disco. En fin, el tipo ha tocado en algún u otro momento de su vida con los rockeros ingleses más genuinos desde los Faces !!!

Dave no es Rod Stewart, su voz no es potente ni su timbre colorido, su técnica mínima, y sin embargo suple todas sus carencias con ese algo que tienen uno entre un millón. Posiblemente sus canciones no funcionarían en boca de otros, en realidad no tiene sentido siquiera planteárselo porque nadie las podría interpretar de esta manera. La gente se escandaliza ante la última reencarnación de los Faces por el hecho de que Mr. Hucknall es el vocalista, pero yo prefiero escandalizarme porque la gente que pierde el tiempo con este asunto no va a ver a Dave Kusworth cuando toca en su ciudad (o en la de al lado). También hiper-recomendado otro aldabonazo de los Cazadores de Recompensas de Dave Kusworth, "Wives, weddings and roses".
185


sábado, 28 de agosto de 2010

Moon Palace Vol. V

Entrada programada n0. 5
"Había llegado al fin del mundo, más allá no había nada más que aire y olas, un vacío que llegaba hasta las costas de China. Aquí es donde empiezo, me dije, aquí es donde mi vida comienza. Me quedé en la playa largo rato, esperando a que se desvanecieran los últimos rayos del sol. Detrás de mí, el pueblo se dedicaba a sus actividades, haciendo los acostumbrados ruidos de la Norteamérica de fin de siglo. Mirando a lo largo de la curva de la costa, vi cómo se escondían las luces de las casas, una por una. Luego salió la luna por detrás de las colinas. Era una luna llena, tan redonda y amarilla como una piedra incandescente. No aparté mis ojos de ella mientras iba ascendiendo por el cielo nocturno y sólo me marché cuando encontró su sitio en la oscuridad."
El Palacio de la Luna
Paul Auster
01 Fire - Father´s name is dad
02 Kaleidoscope - Nursey, nursey
03 Rainbow Ffolly - Sighing game
04 The End - Carboard watch
05 Syd Barrett - Octopus
06 T Rex - She was born to be my unicorn
07 Mayfly - Blue sofa
08 Acid Gallery - Dance round
09 Caravan - Policeman
10 Gandalf the Grey - The grey wizard am I
11 Mick Softly - You go your way, I´ll go mine
12 Kevin Ayers - Eleanor´s cake (which ate her)
13 Linda Perhacs - Chimacum rain
14 Skip Bifferty - Jeremy carabine
15 Motherlight - The lens
16 Sunforest - Peppermint store
184

domingo, 22 de agosto de 2010

Moon Palace Vol. IV

Entrada programada no. 4
"En 1899, puede que fuera 1900, Tesla se fue a Colorado Springs y montó un laboratorio en las montañas para estudiar los efectos de los relámpagos. Una noche, se quedó trabajando hasta tarde y se le olvidó apagar el receptor. La máquina empezó a captar ruidos extraños. Estática, señales de radio, vaya usted a saber. Cuando Tesla les contó la historia a los periodistas al día siguiente, afirmó que esto demostraba que había vida inteligente en el espacio exterior, que los malditos marcianos le habían hablado. Lo crea o no lo crea, nadie se rió cuando dijo eso. El propio Lord Hawthorne escribió un artículo sobre Tesla en una revista nacional. Decía que la mente de Tesla era tan avanzada que no era posible que fuera humano. Había nacido en otro planeta (Venus, creo que era) y había sido enviado a la Tierra en una misión especial para enseñarnos los secretos de la Naturaleza, para revelar al hombre los caminos de Dios."
Paul Auster
El Palacio de la Luna
01 Elvis Costello - Miracle man
02 Bad Detective - Favorite records
03 Rockpile - If sugar was as sweet as you
04 Joan Jett and the Black Hearts - Don´t abuse me
05 The Human Beinz - Nobody but me
06 MC5 - Sister Anne (alternative version)
07 Jason and the Scorchers - Absolutely sweet Marie
08 The Creeps - Down at the nightclub
09 Badfinger - Baby blue
10 Ernie Graham - So lonley
11 Ananda Shankar - Jumpin´ Jack Flash
12 The Smithereens - Only a memory
13 The Strollers - Won´t stand it
14 The Monarchs - Yer movin´ on
15 Kevin K and the Real Kool Kats - Addiction
16 Iggy and the Stooges - Gimme danger
183

miércoles, 18 de agosto de 2010

Moon Palace Vol. III

Entrada programada no. 3
"Noté en la boca el sabor de la mortalidad y en ese momento comprendí que no viviría eternamente. Se tarda mucho en aprender eso, pero cuando finalmente lo aprendes, todo cambia en tu interior, ya nunca vuelves a ser el mismo. Yo tenía diecisiete años y de pronto, sin la menor sombra de duda, comprendí que mi vida era mía, que me pertenecía a mi y a nadie más.
Estoy hablando de libertad. Una sensación de desesperación que se hace tan grande, tan aplastante, tan catastrófica, que no tienes opción más que la de ser liberado por ella. Es la única opción, porque de no ser ésa, te arrastrarías a un rincón y te dejarías morir"
Paul Auster
El Palacio de la Luna
01 Tim Hart & Maddy Prior - Lish young buy-a-broom
02 Ronnie Lane - G´morning
03 Tudor Lodge - It all comes back to me
04 Davey Graham & Shirley Collins - Nottamun town
05 Anne Briggs - Blackwater Side
06 Owl - Upon the wings of Gabriel
07 Crosby Stills Nash & Young - 4+20
08 The Pentangle - The trees they do grow high
09 Cat Stevens - Into white
10 Rod Stewart - Only a hobo
11 Billy Nichols - Come again
12 Shandy Deny - Sweet Rosemary
13 Deena Webster - The last thing on my mind

jueves, 12 de agosto de 2010

Moon Palace Vol. II

Entrada programada no. 2

"Intentaba separarme de mi cuerpo, eludir mi dilema fingiendo que no existía. Otros habían recorrido ese camino antes que yo y todos habían descubierto lo que yo acabé descubriendo por mí mismo: la mente no puede vencer a la materia, porque cuando se le pide demasiado, demuestra rápidamente que también ella es materia. Para elevarme por encima de mi circunstancia tenía que convencerme de que yo ya no era real y el resultado fue que toda la realidad empezó a oscilar ante mi. Cosas que no estaban allí aparecían de repente ante mis ojos y luego se desvanecían."
El Palacio de la Luna.
Paul Auster
01 Bessie Smith - Midnight blues
02 Blind Willie McTell - Searching the desert for the blues
03 Leadbelly - New York City
04 Big Boy Crudrup - Raised to my hand
05 Brownie McGhee - Back door stranger
06 Bukka White - Bukka´s kitterbug swing
07 John Lee Williamson - Check up on my baby blues
08 Kokomo Arnold - Fool man blues
09 Lightnin Hopkins - Blues (that mean old twister)
10 Big Bill Broonzy - How you want to be done
11 Blind Boy Fuller & Sonny Terry - Sweet woman
12 Joe Turner - It´s the same old story
13 John Lee Hooker - War is over
14 Mississippi John Hurt - Spike driver blues
15 Muddy Waters - I be´s so troubled
16 Sleepy John Estes - Hobo jungle blues
17 Robert Johnson - From four ´til late
18 Memphis Minnie - Moonshine
19 Jimmy Yancey - The Fives

sábado, 7 de agosto de 2010

Moon Palace Vol. I

Entrada programada no. 1
"Yo había saltado desde el borde del acantilado y justo cuando estba a punto de dar contra el fondo, ocurrió un hecho extraordinario: me enteré de que había gente que me quería. Que le quieran a uno de ese modo lo cambia todo. No disminuye el terror de la caída, pero te da una nueva perspectiva de lo que significa ese terror. Yo había saltado desde el borde y entonces, en el último instante, algo me cogió en el aire. Ese algo es lo que defino como amor. Es la única cosa que puede detener la caida de un hombre, la única cosa lo bastante poderosa como para invalidar las leyes de la gravedad"
El Palacio de la Luna.
Paul Auster.
01 The Faces. Ohh la la!
02 J. J. Cale. I´ll be there (If you ever want me)
03 Eric Clapton - Let it rain
04 David Bowie - In the heat of the morning
05 Electric Prunes - Onie
06 Pink Floyd - A pillow of winds
07 Ronnie Wood - Breath on me
08 Ry Cooder - Maria Elena
09 The Young Rascals - Groovin´
10 Keith Richards - Cocaine blues
11 Gene Clark - Strength of strings
12 Nick Drake - Fly
13 Mazzy Star - Fade into you
14 Dr. John - I walk on guilded splinters
15 Joanna Newsom - Sprout and the bean
180

miércoles, 4 de agosto de 2010

No More Mr. Nice Guy...For A While!


Distinguidos visitantes, llegó la parada estival para Warehouse Of Rock. Entre otras cosas, me dedicaré a releer algún libro de Paul Auster, repasar la discografía de Alice Cooper, ver algunas de mis pelis favoritas y seguramente a tocar la guitarra y tratar de componer algo de material para mi nueva banda de rock, de la que ya informaré cumplidamente cuando sea algo más sólido y presentable.
De todas maneras, no quería detener el blog, asi que he programado tres o cuatro entradas con música recopilada hasta la vuelta, en Septiembre, solo espero que las disfrutéis!!! Y aunque no esté siempre podéis dejar comentarios, son muy apreciados y además hacen realmente más bonitas las entradas.

Nada, os dejo con un rescate del pasado que los paladares más finos sabrán apreciar en todo su esplendor, la mítica grabación del show que cierto grupo británico ofreció en el 71´ en la Universidad de Leeds (y no son The Who), en sonido stereo de alta calidad.
*

domingo, 1 de agosto de 2010

The Brew - A Million Dead Stars


Lo de estos tipos es serio. Un padre bajista, su hijo a las seis cuerdas y el amigo de este último aporreando los tambores, un trio a la antigua usanza del british blues-rock, un género por cierto que vive cierto desamparo en estos días a pesar de ser el fundamento y el principio de prácticamente "todo". La banda suena fresca como una lechuga, y potente. La juventud de sus miembros más cruciales sopla en este caso a favor, aunque inevitablemente el aspecto vocal es el que debe tener más recorrido porque al fin y al cabo Jason Barwick toca como los ángeles pero no deja de ser prácticamente un chavalito al que la vida todavía no ha prendido fuego en sus cuerdas vocales, aunque ojo que tampoco va manco.


La gran noticia es que el invento funciona, y joder, cuando un trio de música rock está tan compenetrado y tiene la baza de grandes canciones, clase y poder eléctrico no queda más que rendirse. Si, las influencias están más o menos claras (Hendrix, Moon, el Page acústico, etc) pero están empezando a ocultarlas con maestría, camino de diluirse en sus propios adn´s. Otra gran noticia, pues.


El disco es de los que gustan más con cada escucha, así que vas teniendo tiempo para recrearte en tal o cual solo, arreglo, o cualquier otro momento estelar de "A million dead stars", el mejor disco de su estilo desde hace ya bastante tiempo. Deseo fervientemente que esta banda se haga grande y tenga una merecida longevidad, los he visto encima del escenario y necesito que estos tipos visiten el país regularmente. Por cierto, en Agosto vuelven por aquí, concretamente Burgos, Gijón y Sos del Rey Católico, los que podáis no os lo penséis ni un segundo!
178

domingo, 18 de julio de 2010

The Cult - Sonic Temple


The Cult, sin duda, son una gran gran banda de rock duro, o al menos lo fueron en una de sus re-encarnaciones. La clase británica aportada por su lugar de origen les ha mantenido al margen del exceso de macarrismo, mientras que cierta dosis de elementos místicos ha encontrado eco en la imagen y la música del grupo, un misticismo más relacionado con los nativos americanos que con el mundo tolkiano de Led Zeppelin, donde los astros, la Naturaleza salvaje y el mundo de los espíritus ejercen de continua inspiración y son parte del imaginario que Ian Atsbury traslada a sus letras.

Es difícil percibir a los Cult como un grupo en el sentido más clásico del término, y más después del abandono de Jamie Stewart, el bajista tradicional de la banda. Lo digo porque ha habido mucho baile de personal alrededor de la pareja principal, Duffy & Astbury, y estos dos siempre se han estado disputando el control de la banda. No es una cosa que no haya sucedido en otros grupos bicéfalos como Aerosmith o los Rolling Stones, pero ambos disfrutan de una formación mucho más estable y sobre todo en el caso de los últimos, tanto Keef como Jagger saben que por encima de la banda no hay nada. Creo que a los Cult siempre les ha echo falta un punto más de autoconfianza, de creerse que eran grandes, un punto de afianzarse en la senda que marcaron tras este "Sonic Temple", lo cual tendremos que lamentar eternamente. Pero claro, es que a la vuelta de la esquina estaba el grunge, y su laminación de todo lo que no fueran camisas de leñador.

"Sonic Temple" es glorioso, triunfal. Enormes riffs de guitarra, producción impecable, grandes letras y gran trabajo vocal del amigo Ian. La personalidad de los Cult se desparrama desde el primer segundo, todo lo que la banda habia sembrado en los maravillosos "Love" y "Electric" se cosecha en "Sonic temple" en medio de una gran fiesta eléctrica, donde el grupo ruge como quizás no ha vuelto a hacerlo. Esa forma única de hacer hard rock es realmente impactante desde la primera hasta la última canción, muchas de ellas clásicos instantáneos que siempre estarán con nosotros. Después editarían "Ceremony", que a mi personalmente me encanta... y a continuación, Duffy y Astbury decidieron maltratar a una banda legendaria.
177

lunes, 12 de julio de 2010