lunes, 15 de junio de 2009

Jimmy Dawkins – Fast Fingers

El blues de Jimmy Dawkins es negro y duro, y al mismo tiempo sofisticado. Ya desde la inicial “It serves me right to suffer”, la excelente y brillante técnica de Dawkins se extiende por los surcos de su debut discográfico para no parar hasta la última nota de la última canción, y por el camino nos deja uno de los discos de blues definitivos de finales de los años sesenta.

Grabado para el sello Delmark en el año 1969, “Fast fingers” fue la primera grabación titular a cargo de Mr. Dawkins, rodeado para la ocasión de varios de sus compinches en otras aventuras y escenarios, como Eddie Shaw y Mighty Joe Young. Tanto antes como después, en diferentes intervalos, puso su guitarra al servicio de otros músicos dejando numerosas muestras de garra y estilo en otras tantas grabaciones y shows, la mayoría simplemente fabulosas (por ejemplo el bárbaro “Live in Japan” de Otis Rush, canela en rama).

Este “Fast fingers” fue una debilidad personal desde que lo compré, y cada maldita vez que le pongo la aguja encima me gusta todavía más. La vertiente de blues que encara este disco, esos aromas destilados sabiamente a la manera de, en cierto sentido, Albert King o Albert Collins, me toca bastante la fibra. Parece que Dawkins llegó al mismo sitio que ellos cogiendo un tren diferente, cargado con más kilos y suciedad. Incluso tenemos ocasionales apuntes del ritmo “diddleyiano” y algún que otro corte alfombrado de Hammond B3. Un gran disco de blues.
134

3 comentarios:

corrientedetransito dijo...

no conocía a Jimmy Dawkins -del que tampoco hay mucha información en internet-. Se ve que se ganó una buena reputación como músico de estudio y publicó este primer disco en el 69. Está muy bien, sobre todo me han gustado Little Angel Child y las instrumentales night rock y triple trebles. Jimmy parece un gran guitarrista y canta como un buen negro jej. Además ahí están los arreglos de viento y el hammond clásico de los 60 para darle más rollo al disco.

Scott St. James dijo...

Citas tres de mis favoritas!!
Bueno, no es un tio especialmente famoso en España, pero en Francia es un clásico del mundillo blues.
Con su debut tuvo un éxito relativamente sonado en Europa (Grand Prix du Disque del Hot Club de Francia al mejor album de blues), y los dos siguientes discos los grabó con una banda europea, pero dejan bastante que desear en cuanto a sonido y feeling, aunque las canciones son buenas. El quería ser admirado en Europa, se sentía muy a gusto por aquí, y estuvo girando en bastantes ocasiones con una banda europea. Otros dos discos guapísimos de Dawkins son "All for business" y "Hot wire '81" más el ya citado como acompañante de O. Rush.
Dawkins tiene un control total de su instrumento, a mi me encanta como toca.
Por cierto, todavía vive!

corrientedetransito dijo...

por si te interesa, hemos colgado una entrada sobre Charlie Christian. Aunque por su muerte no pudo grabar mucho creo que su estilo influyó tanto en el jazz como en el blues a infinidad de guitarristas.