martes, 12 de julio de 2011

The Black Crowes - Goodbye guys and good luck !! Bilbao 09/07/2011

Hay algo especial en estos muchachos, en su rock´n´roll majestuoso y atemporal revestido por el talento natural de todos y cada uno de los integrantes de la banda, ejecutado con una convicción y naturalidad digna de los cuatro o cinco grupos más grandes de la historia entre los cuales servidor les incluye. Lo tienen, lo tuvieron desde el minuto 1, sin duda, y ahora además tienen el empaque de los clásicos y el verdor de una primavera musical perenne en la que canción tras canción no han hecho sino crecer, fortalecer sus ramas y hundir sus raíces hasta ese lugar donde todo comienza, principio y fin de todas las cosas que es el el blues mismo. Ellos tienen el blues, chicos, y ha sido un privilegio tener a semejante banda de rock´n´roll como compañeros de generación.
Mi llegada al aeropuerto el día del concierto fue temprana, así que tras el embarque en el bus municipal decidí bajarme en la parada de San Mamés para ir al hotel Abando paseando tranquilamente por la ciudad, que para los que no la conozcáis, básicamente es como hacer el trayecto inverso a la ruta del propio bus. Por supuesto, también lo hice para ver de nuevo la Catedral, la casa de mi equipo de fútbol, toda una institución, y esbozar una sonrisa mientras recordaba viejos albumes de cromos de la Liga. Volvería a hacer el mismo recorrido de madrugada, en la mitad de la noche atlántica, en otro estado físico y mental, gloriosamente orgulloso de haber visto algo verdaderamente inolvidable.

Tras mi llegada en solitario al recinto festivalero y primera inspección ocular, nada mejor que acudir al puesto de avituallamiento y enganchar el primer litro de cerveza de la noche. Me acerqué al escenario principal donde una tirillas esmirriada y su banda ofrecian su impersonal e hipersaturado  rock plagado de tics grunge, psuedo-industriales y varias hierbas más que no son de mi agrado, la verdad, aunque la tipa después de todo se entregaba a su causa de lo más convencida. Con todo y con eso, un espectáculo mucho más agradable que la desgracia de presenciar algo tan decadente, bajuno, asqueroso y horripilante, algo tan sumamente anti-rock como el concierto que 30 Seconds To Mars "ofrecerían" más tarde. Bien, tras la tirillas hicieron su aparición en el escenario principal una de las más grandes sorpresas que me he llevado en esto de los festivales, los fantásticos The Savy Favs. Aparte de una música con fundamento y realmente buena, el señor cantante de la banda es algo digno de verse chicos, no se puede explicar con palabras el grado de desquicie, excentricidad, buen humor y calidad de entretenimiento que el tipo nos endosó cada minuto del show (y de la prueba de sonido!!) y que hará que esta actuación se convierta en mítica.Y encima cantaba de puta madre! Bueno, supongo que ya habréis leído alguna que otra cosa sobre el asunto, así que no voy a entrar en más detalles. Como dijo el colega, "no le contéis a nadie lo que habéis visto esta noche, es un secreto". Tras algo tan terriblemente bueno, todavía fue más desgraciado tener que ver, aunque solo fuera hasta que pude reaccionar, la más grande birria en escena de todos los tiempos: Thirty Seconds to Mars. Una banda abominable donde todo es pose, nulo talento musical y fans quinceañeras enloquecidas. Fue una pena tener que marcharme porque durante el show y post-show de los Savy habia conocido a tres simpatiquísimas bilbaínas a las que no volví a ver en toda la puta noche, damm!. Pero entre las ganas de mear que tenía, la cantidad ingente de teenagers que apuntaló el recinto para ver al subnormal de Jared Leto y sus secuaces, y el que ya se me estaba haciendo muy duro presenciar aquello, pues nada, es lo que hay.


Y por fin llegó el momento! Black Crowes a escena, a solo dos o tres metros de mis privilegiados ojos. Acojonante la pinta de Jesucristo que se gasta Chris Robinson, con su barba hippie y alucinada, cada vez más poseído por un espíritu de paz a lo Woodstock supongo que consecuencia de la manera en la que estos tíos están haciendo su música, simplemente natural y pura. El primer aldabonazo fue un magistral y emocionante "Jealous", que me hizo recordar de golpe a todos mis colegas de cuando era un imberbe y el primer redondo de los Cuervos calentaba nuestras fiestas y demás juergas. Quise ir solo a propósito, durante el show no iba a haber nadie más que yo y la banda, pero fue inevitable acordarme de todos, los que están y los que se me han ido. La música es muy poderosa, verdad?
Tras el primer trocito de gloria, una brillante "Hotel Illnes" y el prodigio de "Good Morning Captain", una jodida canción que tiene apenas un año y ya es un puto clásico! Y que decir de "Soul Singing", dios mio, que portento della invenzione, consiguieron hacerme emocionar especialmente. Con temas como este, uno se da cuenta ante qué tipo de banda se está, y hasta donde han llegado. Nadie les puede hacer sombra ahora mismo, absolutamente nadie, nadie puede interpretar su rock y nadie puede siquiera acercarse a componer algo como "Before the Frost...", por no hablar de "Amorica", el disco que los puso por encima del bien y del mal hasta el fin de los días. Y precisamente de esta obra maestra se dejaron caer un "Wiser Time" tocado tan bien, con tanto corazón, que en ese momento crearon pura magia. Qué diablos, crearon pura magia durante todo el concierto! Después de este tema, la banda se encaminó a unos momentos de puntual y acojonante jamming, a partir de una versión de "Poor Elijah" (que ya se la escuche a los North Mississippi All Stars de Luther Dickinson) siguiendo con una GIGANTESCA "Been a Long Time" (otro clásico atemporal de 1 año escaso!), una jam propiamente dicha, maravillosa, magistral y elemental (no entiendo a los que reniegan de esta faceta de los Crowes, joder, ¿cuál es el puto problema, es que acaso no tocan como los putos ángeles, es que acaso no es increíble cómo se entienden entre ellos y como disfrutan haciéndolo?) para acabar en el remanso de paz de "Thorn in my Pride" y recuperar poco a poco el aliento. Momentazo sublime. Descanso momentáneo ante lo que se avecinaba con la erupción de su ya archimítica relectura del "Hard to Handle" reddiniano, supongo que una de las pocas canciones que conocerian más de uno de los que estaban allí, si no la única por desgracia.

Vuelta a los viejos tiempos con esa gema imperecedera llamada "She Talks to Angels", qué os puedo decir que no sepáis. Momento de cerrar los ojos y dejar que la emoción te recorra de pies a cabeza. Estos tios son muy grandes. Como grande es el temazo que vino después, "No speak no evil", que en directo gana una barbaridad, una canción que escondida en la cara B del segundo disco ya anticipaba muchas de las cosas que vendrian después en el mundo de los Black Crowes, si sabéis lo que quiero decir. Y primer adiós de la noche, al que siguió una jauria humana clamando por la vuelta al escenario de Rich, Luther, Sven, Steve, Adam y Chris. Grande Finale apoteósico con una versión homérica de "Remedy" para el bis, ¿qué otra banda tiene semejante repertorio y mimbres? ¿Cuántas tiene además un "Remedy" para acabar el concierto?. Si ya, Stones, Kiss, Aerosmith... pero no es su momento, está bien que estén ahí pero los Cuervos acaban de editar algo sublime como "Before the Frost..." y ellos no.
Bueno, poco más me queda por comentar, quizás la increible destreza musical de los colegas, en especial del estratosférico Luther Dickinson, un tipo con clase, toque y distinción que hace lo que le da la gana, literalmente con las 6 cuerdas, aunque tengo que decir que me parecen horribles los cada vez más habituales comentarios comparándolo con Marc Ford, en los cuales a este último se le ningunea hasta unos extremos alucinantes. Dejadme que os diga que este señor está enfermo, es alcoholico y ha estado metido en todo tipo de asuntos desagradables, y ese tipo de comentarios, también habituales en la prensa y televisión de USA no le van a ayudar nada. Nadie sabe en que punto profesional estaria este tipo si no hubiera caido por esta pendiente, ahí tenéis "Harmony..." o "Amorica" para que al menos os de que pensar. En fin, tan buen show como los dos o tres mejores de mi vida. Las fotos que adornan el texo son de móvil, las tres o cuatro que hice ya que pasé muchisimo de llevarme una cámara y estar pendiente de hacer fotos buenas, cuando en el escenario se nos estaba haciendo un regalo sin precio. Hacia mucho tiempo que no veia un concierto que tuvieras tantas cosas que contar, y tan bonitas, y que merezca la pena recordar para siempre. Been a long time, for real.

15 comentarios:

ned henry dijo...

Saludos Scott, lo cierto es que tuvo que ser un conciertazo, no me hace falta haber estado allí para saberlo, por tus palabras y por las del Rey Lagarto, ambas crónicas muy sentidas y de las que emocionan con el solo hecho de ser leidas.

Lo de los guitarristas es lo que dices, Mark Ford es un gran guitarristas, con sus problemas pero un gran guitarrista y Dickinson lo escuché por radio 3 y dio un autentico recital. Quien no quiera improvisaciones que se vaya a ver a 13 seconds tio.

Ya en el plano personal, espero que estés bien, que hayas estado bien todo este tiempo. Cuidate y un fuerte abrazo!!

Aurelio Pérez dijo...

Lo de los 'litros' es lo que tiene, cuanto más bebo más tengo que #@ar. Me hubiera gustado ver a los Crowes (una de mis muchas bandas favoritas), pero hacer un calendario festivalero demasiado grande no es apto para todos los bolsillos y situaciones, como es mi caso. Por lo que veo el show no tuvo desperdicio y fue tan grande como se podía esperar. Además los Crowes, creo que, están en un momento de madurez tanto musical como personal importante, o por lo menos eso es lo que transmiten sus últimos trabajos en estudio.

Un saludo y gracias por contarnoslo.

Tyla DeVille dijo...

Oh, Scott's '11 Comeback Special!

Nadie te podrá rebatir que has vuelto al ruedo por una razón de peso. Gran y sentida reseña, aunque me veo en la obligación de añadir que no concibo a los actuales cuervos del mismo modo que tú.

Rock On!

El rey lagarto dijo...

Joder tio, no me cabe la menor duda de que fue uno de los conciertos de tu vida, simplemente al leer tus palabras, ante tal derroche de sentimientos poco se puede decir. Enhorabuena por haber sentido algo asi, eso no pasa muchas veces, a mi me ha sucedido pocas, la verdad.

Yo no tuve esos sentimientos, por eso no pongo el valor del concierto a los niveles que tu.

Saludos, crowes y rock and roll

Anastasia dijo...

Lo primero que tengo que decirte es que me alegro mucho de que publiques de nuevo en tu blog después de tanto tiempo...

Me alegro de que disfrutases del concierto y de que además tuvieses la suerte de verlo desde tan cerca. Yo es un grupo al que debería escuchar más...
Una amiga fue y dice también que es uno de los mejores conciertos a los que ha ido nunca y que la emoción (la misma emoción de la que tú hablas) fue tremenda.

Espero que nos hagas disfrutar con nuevas entradas en tu blog,
un beso

Scott St. James dijo...

Hey Ned!
Sin duda fue un conciertazo, al estar en primera fila pendiente de todo además te quedas con las miradas, los gestos y el aura de feeling que rodea a los músicos, un aura que quizás se dispersa cuando más te alejas del escenario.
Mark Ford es un pedazo de músico encerrado en un tunel, creo que queda bastante claro que es un superdotado del instrumento si escuchamos su obra con los Crowes, que Dickinson esté rayando ahora a nivel estratosférico no da derecho a ningunear a un guitarrista único y especial como Ford. Tiene que estar pasando un calvario, viendo como se hunde su reputación.
En el plano personal muy bien, hermano, no te preocupes.
Mi ausencia de los blogs se ha debido principalmente a razones de trabajo, implantamos el SAP y hemos tenido continuos quebraderos de cabeza, tensión, stress y agotamiento que me dejaban con pocas ganas de volver a ponerme delante de una pantalla cuando llegaba a casa. Todavía seguimos con problemas, pero entre el concierto y que estoy disfrutando de una semana de vacaciones, pues era la oportunidad para retomar el asunto. Gracias por preocuparte, igualmente espero que estés bien!
Cheers!
....
Aurelio, bienvenido colega! No te cuento la cantidad de veces que tuve que ir al meódromo, pero es lo que tiene, como bien dices. Ya que comentas el tema de la pasta, te cuento que me dejé una buena tajada entre aviones, hoteles, entrada, parking del aeropuerto de El Prat, etc, pero amigo, mereció la pena. Créeme.
En efecto, están en un momento de madurez exquisito, hay gente que no lo capta pero está bien que haya opiniones diferentes. Está claro que ver a estos tios hoy es como ver a los Stones del 74.
Cheers!

José Fernández dijo...

Coñio, pense que había dejado aquí un comentario. Bueno, da igual. Ahora no tengo tiempo para leerme toda la ¿crónica? esta. Pero me alegro de que hayas vuelto, siempre es un placer departir de música contigo.

lu dijo...

Leo tu crónica y se me ponen los dientes largos a ras de suelo. Es cierto que ese repertorio lo tienen muy pocos grupos, y que siguen firmando canciones que suenan a clásico prácticamente a la primera escucha. Son muy grandes los Cuervos, muy grandes. Yo son fan-fan, pero sí te digo que la última vez que los vi en directo tocaron casi tres horas y para mi gusto alargaron demasiado algunas improvisaciones. Jams sí, por supuesto, no reniego para nada, me encantan y es algo que los define, pero todo tiene un límite. Cinco canciones seguidas de 19 minutos no, gracias, que se me va la olla. Sin embargo, la primera vez que los vi, en la Sala Caracol, podrían haber tocado 5 horas y me habría sabido a poco. Esas negras en los coros, ese piano, ese Chris sin parar de bailar y cantando con el cuerpo y con el alma, esas frases de guitarra a guitarra a ver quién coño toca más bonito... uno de los conciertos de mi vida. De las pocas veces que me he sentido sola: la banda y yo. Punto pelota. ¿Gente? ¿Pero había gente? Ni idea. Bueno, que me enrollo y hasta me echo a llorar recordándolo, que sí, que son gigantes. Necesitamos otro grupo como los Black Crowes. No imitadores, no, otro grupo que nos deje con la boca abierta como nos dejaron ellos cuando sacaron esos tres primeros discos.
Me ha dado mucha alegría leerte, Scott. A ver si te prodigas más.
Besos!

Scott St. James dijo...

Querido Tyla, no problemo. Creo que es necesario que hayan opiniones diferentes, para mi lo cierto es que han sido grandes desde el primer disco (a pesar de que se les notaba cantidad la influencia Faces/Stones), pero igualmente apasionante ha sido ver como iban haciendo crecer su propio estilo, cada vez más personal e inimitable. Ahora tienen una madurez espléndida, entiendo que te guste más aquella "inmediatez" claro, para mi simplemente es mi banda de referencia generacional y me gusta absolutamente todo lo que han editado.
Cheers!
...
King, desde luego que me gustó el concierto tio! Muchísimo! Como comenté en tu espacio, creo que no estuvieron pendientes de determinados detalles que se hubieran perdido en el aire del inmenso recinto del Festival, sino que se movieron en un término más directo, aunque igualmente impactante. Fui muy consciente durante todo el show del valor de las canciones de estos tipos, y del privilegio de escucharlas en sus propias manos. Por otra parte, quizás suceda lo mismo con Seasick Steve, el factor sorpresa estuvo ahí, pero a saber de lo que es capaz en una sala pequeña. En una ocasión tuve tan cerca a Elliot Murphy que podía tocarle, y fue alucinante.
Cheers!
...
Anastasia,
Gracias! Puedo entender a tu amiga!
Conociéndote un poquito, quizás deberias empezar por "Amorica" (espero no equivocarme!)
No te preocupes, nos seguiremos leyendo.
Cheers!

Scott St. James dijo...

José Fernández, el placer es mútuo, sabes que tus comentarios son muy apreciados en esta casa.
Ya te leerás el tochazo, cuando te vaya bien!
Cheers!
...
Lu!
Me ha encantado tu comentario! La trayectoria de los Cuervos está siendo impecable, desde luego, y en efecto 5 canciones seguidas de 19 minutos quizás sea demasiado aunque para ellos sea lo más natural del mundo y lo que les sale del cuerpo en ese momento.
Yo los vi en la Canciller... hace mogollón, en el 92 creo, eramos un crios entonces (me costó muchísimo disponer de la pasta de la entrada!), fue alucinante (además el dia de antes había conseguido enrollarme con una chica que me traia loco, o sea que estaba que lo partia).
Cheers!

TSI-NA-PAH dijo...

Amigo St james es un placer volver a verle entre nosotros! Echaba de menos ese leprechaun entre mis amigos!
Los Crowes son como bien dices la mejor banda de nuestra generacion!
Les vi en la gira de "Three Snake One Charm" y en el Azkena fue sublime! Esta vez no pude ir por falta de pasta y una salud un poco caprichosa! Mi amigo de "Cosmic Grass" banda por cierto que tendrias que tener su EP ( mira en mi blog) se fue a verlos a Amsterdam con su doble show (acustico y electrico) brutal es poco!
Mira este blog y veras que envidia (sana) te entra!

http://bctourblog.blogspot.com/

Un abrazo

Alex Noiser dijo...

Excelente crónica del concierto, la verdad es que los Black Crowes fueron un suceso irrepetible en el mundo del rock, excelente la entrada, tío. Me adhiero a esta gran morada. Saludos!

Trónak el Kárbaro dijo...

Comentas a Marc Ford. Sus cuatro discos son sublimes!. Por cierto, os dejo un enlace de mi canal de youtube donde tengo subido el concierto del Azkena bien ordenadito. Que ustedes lo disfruten.

http://www.youtube.com/user/larrinazarra?feature=mhee#p/u/112/sefk8CplLCA

India dijo...

jaaaaaaajajajjaa "tirillas esmirriada" jaaaaaaaaaaaajajaja el otro día intenté traducirle a una amiga la palabra "escuchimirriá" jijijijijiji
Oye! jezuzitodemividaydemicorasón! qué regreso!!!!!!!!
Se te echó de menos... Scottito!!!
Achuchones!!!!!!!!!!

Scott St. James dijo...

Hey TSI! Yo también echaba de menos sacar a pasear ese leprechaun, tio.
Me hubiera gustado verles en el Azkena, pero me iba muy mal muy mal asistir, y este año, cuando me enteré que volvian al país, de cabeza. Hace practicamente 18! años que los vi en España, en diciembre del 92, imagínate la cuenta pendiente que tenía, las otras veces que vinieron por aquí me fue imposible del todo.
Le echaremos una mirada a ese EP (el nombre del grupo mola!), al blog que recomiendas ya le he pegado un repaso y joder, menudo trabajo del colega. Buenísimo!
Cheers!
...
Hey Alex! Bienvenido al blog, hermano. Estás en tu casa, en breve te visito también, con tu permiso.
Cheers!
...
Tronak!
Joder, menos mal que todavía queda quien hable bien de Marc Ford, y encima nos dejas un regalo espectacular. Gracias tio, no dejes de pasarte por aquí!
Cheers!
...
India!!!!!
Que alegría encontrarte por aquí de nuevo! Como le comentaba al compadre TSI, yo también os he echado de menos a todos, pero hemos estado bien jodidos con lo del SAP. Bueno, bueno, tu tampoco te quedas atras con lo de "escuchimirriá! ja ja ja ja, yo no se si me pasé con la chica en cuestión (ahí va una foto:
http://24.media.tumblr.com/tumblr_lba0czo8Ks1qe5h3io1_400.jpg), pero es que a mi me gustan un poco más con fundamento, las mujeres. De todas maneras insito, la colega salió a matar e hizo lo suyo requetebién, lo que pasa es que a mi esa música no me dice nada (el grupo en cuestión son Japanese Voyeurs), la encuentro bastante facilona, y en cualquier caso me gustan mucho más las bandas en las que parecen inspirarse, por ejemplo Nirvana.
Cheers!